ÁRBOL GENEALÓGICO DE LOS PRIMATES

Timeline created by Emma Aeschbacher
  • -17 BCE

    Toumaï (Sahelanthropus thadensis)

    Toumaï (Sahelanthropus thadensis)
    7-6 millones de años). Toumai, el homínido más antiguo conocido, puede ser considerado el antecesor de todos los homínidos posteriores, es decir, el ancestro del linaje humano
  • -16 BCE

    Orrorin Tugenensis

    Orrorin Tugenensis
    (6 millones de años). Un simio de 1,40 metros de altura que vivió hace seis millones de años en lo que ahora es Kenia ya tenía un fémur y una dentadura similares a los de los humanos.
  • -15 BCE

    Ardipithecus kadabba

    Ardipithecus kadabba
    Ardipithecus kadabba es un homínido fósil descubierto en el 2001 por el paleoantropólogo etíope Yohannes Haile-Selassie en la depresión de los Affar, noreste de la actual Etiopía. Se estima que esta especie vivió entre 5,77 y 5,2 millones de años atrás.
  • -14 BCE

    Australopithecus Anamensis

    Australopithecus Anamensis
    (4 millones de años) Australopithecus anamensis es una especie de homínido de 4,2-3,9 millones de años de antigüedad encontrada en Kenia y descrita en 1995 por Meave Leakey (segunda esposa de Richard, del clan de los Leakey). El nombre de esta especie proviene de la palabra turkana "anam" que significa lago y fue elegida en razón de la proximidad de Kanapoi al lago Turkana.
  • -13 BCE

    Ardipithecus Ramidus

    Ardipithecus Ramidus
    (4,4 millones de años) Ardipithecus ramidus es una especie extinta de homínido, probablemente un hominino (primate bípedo) y quizá un ancestro del ser humano. "Ardi" significa suelo, "pithecus" en griego significa mono y ramid es raíz, en la lengua (amhárico) del lugar (Etiopía) donde fueron encontrados los primeros restos.
  • -12 BCE

    Australopithecus Afarensis

    Australopithecus Afarensis
    Australopithecus afarensis es un homínido extinto de la subtribu Hominina que vivió entre 3,9 y 3 millones de años atrás. Era de contextura delgada y grácil, y se cree que habitó solo en África del este (Etiopía, Tanzania y Kenia). La mayoría de la comunidad científica aceptó que puede ser uno de los ancestros del género Homo
  • -11 BCE

    Australopithecus Garhi

    Australopithecus Garhi
    (2 millones de años). El descubrimiento, en Etiopía, de unos restos fósiles cuya antigüedad se mide en dos millones y medio de años, parece ayudar a completar, en gran medida, la historia de los antecedentes más cercanos del hombre.
  • -10 BCE

    Paranthropus (Australopithecus) Aethiopicus

    Paranthropus (Australopithecus) Aethiopicus
    (2.6 y 2.3 millones de años) en África. El tamaño de su cerebro era muy pequeño, algunas partes de su esqueleto semejan a los del Australopithecus Afarensis.
  • -9 BCE

    Australopithecus Africanus

    Australopithecus Africanus
    (Algunas fuentes varían cifras desde menos de 3 millones de años de antigüedad hasta más de 2 millones;​ otras lo datan entre 3,3 y 2,5 millones de años)
    El esqueleto postcraneal es similar al A. afarensis. Era bípedo pero también un ágil trepador de árboles. El peso y la altura estimada recientemente para individuos adultos se encontraría entre los 33 y los 67 kilos y su estatura media oscilaría alrededor del 1,45 metros
  • -8 BCE

    Paranthropus Boisei

    Paranthropus Boisei
    (1,8 millones de años). Hallazgos subsecuentes de esta especie se produjeron en el norte de Tanzania, en el norte de Kenya y en el sur de Etiopía.
  • -7 BCE

    Homo Habilis

    Homo Habilis
    (1,8 millones de años). Homo Habilis es el primer representante del género Homo (el nuestro). Habilis no era muy diferente del Australopithecus Africanus, tenía una capacidad craneal media de unos 600 centímetros cúbicos y era quizá un poco más pequeño que los Australopithecus y que sus contemporáneos del género Paranthropus.
  • -6 BCE

    Homo Ergaster

    Homo Ergaster
    (1,2 millones de años). Sustituyeron a los Habilis y es la especie más humana del género Homo que aparecen. Humana en el sentido de su gran cerebro, estatura y proporciones corporales, parecidas a las de los humanos posteriores. Su capacidad craneal se sitúa entre 800 y 950 cc.
  • -5 BCE

    Homo Erectus

    Homo Erectus
    (1 millón de años). El descubrimiento de útiles o herramientas fosilizadas y esqueletos de grandes mamíferos cerca de los fósiles de Homo erectus (hombre erguido) sugiere que estos ancestros humanos llevaron una existencia más compleja que las especies anteriores. A pesar de que su estructura anatómica se parece a la de los seres humanos actuales, los antropólogos han encontrado que el cerebro humano sufrió muchos cambios durante la evolución de una especie a otra.
  • -4 BCE

    Homo Heidelbergensis

    Homo Heidelbergensis
    (500.000 años). Se trata de individuos muy altos (1,80 m) y fuertes (llegarían a 100 kg), de grandes cráneos (casi 1.400 cm3) todavía muy aplanados, con mandíbulas salientes y gran abertura nasal. Especie intermedia entre el Homo antecessor y el hombre de Neandertal. Datan entre 500.000 y 250.000 años.
  • -3 BCE

    Homo Neanderthalensis

    Homo Neanderthalensis
    (300.000 años). El hombre de Neanderthal constituye la primera especie de homínido moderna que vivió por toda Europa, y representa una forma que se adaptó al clima imperante hacia los 300 mil años atrás. Desarrolló un volumen craneal que llegó a ser superior al nuestro, alcanzado los 1500 cc. Desapareció hace unos 30 mil años, refugiado en cuevas del sur de la península Ibérica.
  • -2 BCE

    Homo Rodhesiensis

    Homo Rodhesiensis
    (200.000 años). El Homo sapiens arcaico apareció hace unos 400.000 años. En el Pleistoceno medio, y en todo el Viejo Mundo, nos encontramos con unos fósiles que muestran mayor capacidad craneana (por encima de los 1.000 c.c.).
  • AD 1

    Homo Sapiens

    Homo Sapiens
    (150.000 años). Podemos suponer que nuestra especie, Homo sapiens, se originó en algún lugar de África hace alrededor de 150.000 años. Especies más arcaicas parecen haber continuado durante un tiempo. La especie se expandió relativamente lento, llegando a Australia hace 40.000 años. En Europa, la especie parece haber entrado más lentamente, entre 40.000 y 35.000 años, por España y por el este.